Uno de nuestros objetivos más importantes en este bendito mes de Ramadán es responder a las necesidades básicas de los refugiados sirios, en caso de que no puedas ayunar puedes ayudar, con tu fidhya puedes colaborar proporcionando alimentos para una familia para todo el mes.
Ante un drama humanitario que parece no tener fin, la colaboración de todos es fundamental. La ayuda humanitaria que proporcionamos permite aliviar el sufrimiento de todas aquellas personas que están viviendo momentos difíciles.